La reputación y la cocacola

Recientemente han sucedido dos acontecimientos que hablan bien a las claras del clima político que se vive en nuestro país. Son dos sucesos sin ningún tipo de relación, pero sí similares en cuanto a lo kafkiano de sus características.

El primero de ellos ha consistido en la dimisión de un político relevante -murciano para más señas- por una mera infracción administrativa urbanística; además de por la acusación de un delito que todavía no había cometido. Es decir, una investigación –imputación- “preventiva” sobre unos hechos que podrían haber sido delictivos, pero que, en cualquier caso, ni siquiera habían tenido lugar…

El segundo de esos acontecimientos kafkianos ha sido el de que otro político relevante –madrileño y de un partido totalmente contrapuesto al anterior- ha tenido solemnemente que salir a pedir con urgencia disculpas a su electorado, ni más ni menos que por beber cocacola…

Los hechos en sí no deberían haber constituido motivos lo suficientemente importantes, como para tener que conllevar algún tipo de sanción, atención especial o crítica alguna; quizá algún pequeño rifirafe político recriminatorio a nivel autonómico, pero sin la consideración de acontecimiento digno de mención a nivel nacional… Pero el caso es que ambos hechos se han desencadenado “debido” a que los dos políticos han faltado torpe, estúpida y descaradamente a su palabra dada; cosa ésta que algunos lo verán trivial, pero que en otras culturas supone inmediatamente el descrédito público de quien miente; y más, si son políticos que manejan presupuestos que pagamos todos. La mentira en un político siempre es sospechosa y enmascara algo negativo; por trivial que sea…

No me negarán que los hechos descritos son paradójicos al menos, y describen el kafkiano, histriónico y enrarecido clima político actual de ésta nuestra amada España, el cual, debemos a la escasísima altura política, cultural y a veces hasta moral, de la caterva de representantes políticos que padecemos; quizá con algunas -muy pocas- excepciones.

Antonio Rodríguez Miravete

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .