ALEGATO DEL TERNO

Vivimos tiempos moñas, faltan redaños… Tiempos èstos, en los que hay que pesar y medir las palabras para, o bien redundarlas, o bien esconderlas; pero ante todo hay que filtrarlas, con cuidado, para adaptarlas al tamiz de un melífluo y pegajoso lenguaje políticamente correcto. Lenguaje, impecablemente acorde con esta ideología inane y de arreones que nos rodea, que nos comprime, y que sibilinamente nos reprime…

No podemos llamar a las cosas por su nombre… No.

Tenemos que buscarnos, y cavar, trincheras léxicas, para expresar no sólo a la defensiva sino cobardemente, conceptos que necesitarían ser expresados de viva voz, además de con palabras presumidas y rotundas, prístinas y refulgentes…

Una verdadera mierda, estos tiempos en los que hay que esconder con cuidado lo español, y sin embargo hay que enarbolar nuestras diferencias con inquina, para parecer modernos y progres, siniestros de ideas e implicados en lo político…

En realidad con esta actitud, lo que como sociedad evidenciamos es una evidente y vergonzosa cualidad ovina… Defecto éste, que cualquier sátrapa con habilidad suficiente para obnubilar rebaños, usará en su espurio favor para manejarnos a su antojo, y casi, sin que nos demos cuenta…

Hasta los huevos estamos, de jovenzuelos arrogantes aunque bisoños, medianamente preparados, y que quieren matar al padre con su lerda ideología adanista, mesiánica, y zurda…

Y con ellos, vendrá el reino de los cielos… Y la iniquidad, la corrupción y la injusticia, a partir de ellos, no habitarán ya más entre nosotros…

Amén… Queee les den.

Quieren enseñar al padre a tener hijos… ¡Los tontos del capullo…!

Han olvidado, que sus padres y sus abuelos hicieron un trabajo excelente… Cambiaron su mundo para mejor sin duda… Escucharon a su Historia, para legarnos un ejemplo y un pasado decente del que estar orgullosos… Aceptando, y perdonando; asumiendo, y trabajando…

Estos políticos somierdas, ahora solo buscan lo inmediato: el voto de mañana mismo… Les importa una higa nuestro común beneficio para pasado mañana.

Por eso, coooño… ¡A por ellos…!

¡¡VIVA EL LENGUAJE…!!

Antonio Rodríguez Miravete. Juntaletras.

5 comentarios sobre “ALEGATO DEL TERNO

  1. Esto es así, por desgracia. Lo masivo y común está matando al individuo y a la persona, que pierde su identidad, valor y dignidad, apaleada por esos poderes mediáticos y esclavizado/s/ res.
    Lo formal mata lo profundo. Lo inmediato acaba con lo permanente e inmanente.

    Le gusta a 1 persona

  2. Una pregunta tonta:”Si tuviera que pedir un aumento de sueldo a su jefe, ¿cómo se lo pediría: de forma educada, o con palabras soeces y a gritos? Lo diría educadamente, ¿verdad?” Si me permite la crítica constructiva, adivino en su forma de expresarse, cierta doblez. Porque en ocasiones se expresa usted muy finamente sobre lo que está criticando. Le aconsejaría que fuera más sincero a la par que práctico. En mi humilde opinión, uno ha de actuar según las circunstancias y según a quien tienes enfrente. De hecho, usted lo hace sin darse cuenta. Decir en alto:”‘¡cojones!”, no está reñido con ser educado si se dice en el momento apropiado. Tampoco quiere decir esto que ser maleducado sea ser fuerte ni tener más razón: la verdad se puede decir flojito y no por ello se es más débil. Lo que sí coincido con usted es en que los huevos se ha de tener para decir la verdad a pesar de quien se tenga enfrente,. Y ahora le pregunto:”Si tuviera al propio rey o a un alto mando frente a usted ¿tendría los santos cojones para, de una manera educada, decirle lo que usted opina de él en su cara si lo que opinara de él fuera malo y viera que decirlo le podría reportar malas consecuencias? Ahí están los hombres, amigo, y no los cagaos.

    Le gusta a 2 personas

    1. Muchísimas gracias Venancio por lo fino de su comentario, lectores como Usted don un lujo… 🙏
      Al respecto de la respuesta a su última pregunta, le diré que soy partidario de dar al César lo que de César, y a Dios lo que es de Dios… Y procuro dimite hablar claro y con corrección; pero ante todo claro.
      🙏🙏🙏🙏

      Me gusta

  3. “Tenemos que buscarnos, y cavar, trincheras léxicas, para expresar no sólo a la defensiva sino cobardemente, conceptos que necesitarían ser expresados de viva voz”…esta parte de tu relato me toco profundamente porque en mi profesión cada vez se dicen mas cosas y se hacen menos y hay que responder a modelos políticos del momento que sea..asi es como lo que se “debe hacer un año, al siguiente esta mal” y viceversa… entonces …nos vamos cansando de disfrazar las cosas…

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .