Abulia y Cobardía

Decía mi abuelo:

“Quien tiene que levantar la mano, y no da; luego, no tiene fuerza pa’ná…”

5f0e3-banderacatalana

Españoles… el independentismo catalán os afrentó grave, repetida, flagrante e impunemente, hasta el punto crítico de obligaros a tomar la crucial decisión de ejecutar, nada menos, que el artículo 155 de la Constitución…

Uuuh, qué miedo…

Por todo ello, tengo varias preguntas que haceros…

EL ENCAME

¿Cómo es posible, que fuéseis tan pacatos y cobardones; tan rebañudos y tan menguados, como para ceder ante el chantaje insensato de convocar elecciones, solo cuarenta o cincuenta días después de veros obligados a ejecutar semejante articulo de vuestra Constitución…?

¿De verdad creíais, los egregios miembros de vuestros gobiernos y vosotros mismos, ¡estúpidos! que se puede cambiar la opinión y la idiosincrasia, la deriva peligrosa o el error de una sociedad enviscada, en cuarenta o cincuenta días…?

“La luz de repente, dejaría a los ciegos, más ciegos todavía”

¿Cómo es posible que sin arrancar la raíz, queráis acabar con la hiedra?

EL DESASTRE

Hace unos años el gobierno británico se vio, como el vuestro, obligado a suspender la autonomía de Irlanda del Norte; pero al contrario que el vuestro, lo hizo durante los meses necesarios hasta que la situación -según un minucioso y cuidadoso plan trazado previamente- se normalizó, y la cordura volvió a regir en una sociedad, antes manejada, sectaria y hasta pervertida en muchos sentidos… No menos que la sociedad catalana lo está hoy en día… ¿Y vosotros queríais conseguir eso en cuarenta o cincuenta días…?

¿No os da vergüenza lo que le estáis haciendo a España y a vosotros mismos…?

felón

No os ha ganado la partida cocomocho, el estrábico o la llorona, no… Os la ha ganado TV3 y el resto de medios públicos, apesebrados, abducidos y felones, que no os habéis atrevido a meter en cintura… Os ha tumbado el pulso esa administración autonómica corrupta, viciada y abducida…

Se ha reído de vosotros toda esa pérfida “mafia educativa”, mendaz y pegajosa, que lleva parasitando e insidiando a la sociedad catalana desde hace más de treinta años… los mismos que lleváis vosotros consintiéndolo…

Perdonad el mal gusto de este comentario, pero tengo que decirlo: es igual como cuando aquel energúmeno le estampó una ostia en la cara a Mariano Rajoy, en medio de la calle, impunemente… Y no hicimos nada, ya que por la calle va el gañán, tranquilamente… Como español me siento igual: me han dado una ostia que, aunque yo sí quiero, no puedo contestar por impotencia…

Eres un pusilánime; un pueblo al que su abulia le ha hecho consentir una enorme afrenta, y al que su cobardía le ha empujado, a no atreverse a contestarla con la valentía y contundencia que semejante afrenta merecía…

Os estáis cubriendo de gloria, españoles; habéis estado cumbre gestionando lo de Cataluña… Vuestro nombre será recordado como:

“El pueblo que tuvo que levantar la mano, y no se atrevió a dar…”

Abulia y cobardía…

Antonio Rodríguez Miravete

bandera de españa.resized

2 comentarios sobre “Abulia y Cobardía

  1. Podría comenzar el comentario con un “Érase una vez, en un país muy lejano llamado España…” pero no, amigo Antonio. No es un cuento. Son los datos reales que dieron paso hace 40 años a lo que está pasando ahora con los CATALOETARRAS.
    La ETA ya estaba allí, pero el PNV aún estaba empezando a dar los primeros pasos hacia la reivindicación de la Independencia, una ‘pose’ a la que jamás querían llegar.
    El llamado “Cupo Vasco”, correctamente dicho Concierto económico, no era más que una reliquia anacrónica de algo que tenía que haber acabado el 5 de mayo de 1877, cuándo Cánovas del Castillo disolvió las Juntas Generales y la Diputación Foral de Bizkaia, Guipúzcoa para cerrar la tercera guerra carlista.
    Suplicaron una moratoria por la cual las provincias durante un periodo transitorio de 8 años pagarían los impuestos al Estado de forma peculiar hasta 1887, y ahí tenía que haber acabado el cupo vasco.
    Desde entonces, llora que te llora y hasta el final de la guerra civil, han seguido teniendo el mal llamado “Cupo Vasco”.
    Durante la época de Franco, Álava mantuvo ciertas “dispensas forales” porque habían sido leales a la causa del levantamiento.
    Y cuando llegó la democracia, se reconoció en la Constitución de 1978 en su disposición adicional 1ª, unos “derechos históricos de los territorios forales”, que esos sí que eran de cuento de “Érase una vez en Euskal Herria…”
    Para que te hagas una idea, querido Antonio, gracias al Concierto Económico, incluido constantemente los Presupuestos Generales del Estado, un pensionista de Vascongadas gana de media 1.000 euros más que un pensionista de la media del resto de España.
    Por eso he dicho antes que la reivindicación independentista vasca era una ‘pose’ a la que jamás querían llegar, puesto que viven de puta madre de la teta del Estado español.
    Dicho esto, querido Antonio, me voy a centrar en lo mollar.
    El caso de Cataluña, es distinto.
    Comenzó 1981 con Jordi Pujol y tenían las mismas pretensiones que las Vascongadas: utilizó la estrategia de Xabier Arzalluz que decía: “Otros mueven el árbol y nosotros cogemos las nueces».
    Su intención era la misma: Lloriquear, amenazar, lloriquear, amenazar, y así sucesivamente para conseguir no unos derechos forales a los que no tenían “derecho”, pero así una situación similar.
    En el fondo, lo único que quería Jordi Pujol “hacer cash” a lo bestia bajo la máscara de la reivindicación independentista.
    Obviamente, se le fue de las manos y ahora tenemos a unos “locos bajitos”, (como decía Serrat), pero bajitos de intelecto, cultura y moralidad; pero muy, muy, muy altos en odio y locura.
    En fin, para terminar, te voy a contar querido Antonio, lo más importante de todo este rollazo de comentario.
    Verás:
    « Érase una vez, en un país muy lejano llamado España, en un año muy concreto (1977) en el que un “rey” exiliado al que llamaban Molt Honorable Josep Tarradellas, regresó a su Feudo en loor de multitudes.
    Ocurría que en el Feudo, ya se había instalado un oscuro, feo y bajito homúnculo, tan malvado como ambicioso.
    Este malvado personaje, le arrebató “la corona” con malas artes al gallardo caballero al que llamaban Molt Honorable en 1980.
    Lo más curioso de todo es que el Molt Honorable Josep Tarradellas, tras su derroca, vaticinó, cuál si fuera un San Malaquías, lo que iba a pasar después.
    En 1980, durante una entrevista con el periodista Julio Merino, en referencia a Pujol llegó a contestarle: “Señor Merino, yo de enanos y corruptos no hablo”.
    El “rey derrocado”, Josep Tarradellas también, comentó respecto a Banca Catalana:
    “Conociendo al personaje, yo lo tengo claro. Luchará y pactará hasta con el diablo para ser president, porque ahí espera tener su mejor escudo. Mire, amigo mío, este hombre en cuanto estalle el escándalo de su banco se liará la estelada a su cuerpo y se hará víctima del centralismo de Madrid… Ya lo estoy viendo: ‘Catalans, España nos roba… No nos dan ni la mitad de lo que nosotros les damos y además pisotean nuestra lengua… Catalans, ¡Visca Catalunya!’. Sí, esa será su política en cuanto llegue a la Presidencia, el victimismo y el nacionalismo a ultranza”.
    Y terminó calificando al pujolismo como una “dictadura blanca”.
    Desde entonces, Jordi Pujol, su familia y su entorno, vivieron felices y comieron perdices a costa de robar a los propios catalanes y al resto de España.
    Y esto, como antes he contado, ocurrió hace 40 años.
    LA PROFECÍA SE CUMPLIÓ ».

    Y colorín colorado, querido Antonio, este cuento se ha acabado.

    Le gusta a 1 persona

Responder a delosmasmalos Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .