El placer engendra

Historias de Paco Sanz

El placer engendra, pero el dolor da a luz. Supongo que es por eso que poner alguien a parir no es hacerle ningún favor. Por lo visto eso viene de que cuando la gestación se terminaba iba la gente a tu casa para ponerte nerviosa y así te ponías a parir de una vez por todas. Y lo conseguían diciéndote todas las cosas que se habían callado para que pudieras gestar como Dios manda.

¿Está a término ya la nueva sociedad post pandémica? Igual aceleramos su llegada a base de poner a parir a los que la han gestado. Quiero decir a estos “expertos sanitario políticos” que han llegado a hacerlo tan mal. Han hecho lo que han podido. Vale. Pues que sigan otros, por favor.

Cuando vimos que los chinos desinfectaban paredes, cuando supimos que el portador sano supercontagiador era posible, cuando vimos lo que se nos venía encima empezamos algunos, en mi familia no soy el único que de estas cosas ya sabía un huevo antes, a decir a los que creíamos que tendríamos que estar haciendo más ante lo que se avecinaba, que no estaban haciendo nada. Llegaron tarde y mal, pobres de nosotros.

Malos días para estar al cargo del gobierno, desde luego. Vamos a ver, me he pasado gran parte de mi vida profesional llevando una mascarilla en la cara. ¿Por qué nos mintieron, por qué van nuestros políticos sin ellas y los chinos no?, ¿es que son más listos? No, amigo, son más tontos. Cada vez que oía a un sabio de esos decir que no servían para nada, y a continuación rematar diciendo que sólo servían si estabas contagiado me daban ganas de levantar la voz. ¿Cómo sabes que no lo estás, que no estás contagiando a los de tu alrededor, majo?

Esta gente, de números hace como si no entendiera. Entiendo que si han llegado tarde a lo de las mascarillas mejor que digan que no hacen falta para que no le falten al personal sanitario. Pero es que no ha habido ni para ellos. Los problemas de logística son problemas de intendencia cuando vienen mal dadas, ¿nadie se lo había dicho? Cuando las cosas no iban tan mal, pero los que estaban en primera línea no tenían mascarillas, veo al farmacéutico de mi pueblo con una sonrisa de oreja a oreja; qué pasa, le pregunto, pues aquí estoy, timando a la gente, ¿y eso?, pues ya me ves, vendiendo mascarillas a diez euros.

Siempre me ha parecido un desastre que la física pretenda engendrar a las matemáticas, pues las matemáticas pretendiendo parir a la filosofía todavía da más grima. Pero para ponerse a llorar, los filósofos haciendo política o los políticos yendo de economistas. Cada vez más abiertamente la economía “paga” la política. Y se muestra orgullosa de ello. Y de vez en cuando da miedo para que se la tema. Nada le gusta más que ver con qué prudencia hablan de ella los políticos, y lo mal que llevan la intendencia…

Historias de Paco Sanz

Un comentario sobre “El placer engendra

Responder a Wolfson Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .