ASCO DE IZQUIERDA…

Historias de Paco Sanz

En su metamorfosis los Aparatos Ideológicos del Estado se convierten en Aparatos Represores del Estado. Se van endureciendo a base transformar el fútbol en noticias, las noticias en educación, la publicidad deviene propaganda, y cuando de la política se salta a la sanidad la represión es ya evidente. El poder del Estado estos días ha sido, está siendo más grande que nunca.

Es muy distinto actuar por medio de leyes y decretos en el aparato (represivo) del Estado, que “actuar” por medio de la Ideología Dominante en los Aparatos Ideológicos del Estado. Sería necesario detallar la diferencia que, sin embargo, no puede enmascarar la realidad de una profunda identidad. Por lo que sabemos, ninguna clase puede tener en sus manos el poder en forma duradera sin ejercer al mismo tiempo su hegemonía, sobre, y en los Aparatos Ideológicos del Estado. En lenguaje palatino, la ideología dominante es la ideología de la clase dominante.

La globalización y el comunismo parecían opuestos, la pandemia, el enemigo común, los acerca. Si la idea de Globalización sustituye a la idea de Comunismo, como proyecto de sociedad global universal, es porque puede sustituirla, es decir, porque comparte elementos comunes decisivos. En consecuencia, tanto la ideología de la Globalización, como la ideología del Comunismo, sin perjuicio de su oposición profunda, comparten una actitud común frente al mismo enemigo: Contraria sunt circa eadem, los contrarios se acercan al mismo sitio.

No tengo nada contra las ideologías y las religiones, pero me doy cuenta de que me repugnan. En sí misma toda idea es neutra, o debería serlo; pero el hombre la anima, proyecta en ella sus llamas y sus demencias; impura, transformada en creencia, se inserta en el tiempo, toma la figura de un acontecimiento: el pasaje de la lógica a la epilepsia ha sido consumado… Así nacen las ideologías, las doctrinas y las farsas sangrientas. La ideología médica socava la libertad, más radicalmente todavía de lo que lo hacían los curas.

La ideología se convierte en represión, la multitud en muchedumbre, la democracia en oclocracia. Ejemplos cabales de oclócratas son los podemitas, y todos los grupos encaramados a la cuadriga de los jamelgos del neoapocalipsis posmoderno: el buenismo, el multiculturalismo, la ideología de género y la corrección política. El galope de esa recua de mulas ciegas, suministra el estrépito necesario para que “los estratos más pícaros, tatuados, vagos, envidiosos y subvencionados de la sociedad nos vayan imponiendo sus códigos, su lenguaje, su conducta y, a la postre, su ley”.

El árbol de las ideologías está siempre reverdeciendo. Con los recortes, más.

Historias de Paco Sanz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .