Archivo de la etiqueta: elecciones

Silvino, y el pescado roquero

Estoy escribiendo desde la sala de espera de la consulta de mi dentista. Como bien sabréis, no me gustan nada los dentistas, y voy a viajar y a evadirme recordando y escribiendo acerca de la cena de la otra noche…

……….

Entré en ese restaurante casi, como entro en mi propia casa… Era su cumpleaños, y con el comedor casi vacío y a nuestra merced elegimos, sentarnos en una mesa como arrinconada y coqueta en una de las esquinas… Yo, buscaba un entrecot de vaca que como siempre, magnífico, más que cumplió con la recomendación de mi amigo el dueño… Manuela, fiel a sus costumbres eligió pescado; un sublime pargo al horno… Una vez hecha la comanda, encarantoñados ella y yo, esperamos las entradas, que fueron aterrizando poco a poco y a tiempo sobre el blanco de nuestro mantel…

La ensaladilla de bogavante no podía estar más ni mejor provista; sincera, jugosa; sabrosísima es poco superlativo para su acierto… Después, casi lloramos, al echarnos a la boca unas alcachofas confitadas y salteadas con esmero, acompañadas de un foie a la plancha fresco y sin par…

Pero fueron unas croquetas… Me supieron en verdad a aquel pescado roquero: a rata y araña, a gallina y ñora…

Unas sencillas croquetas de pescado, pequeñas, humildes y que nos resultaron del todo escasas dado su éxito, fueron las que más sorprendieron a mis papilas, y me llevaron a uno de esos viajes de ida o de vuelta, que uno espera hacer cuando va a un buen restaurante… Y yo, cada vez que voy a éste, viajo… En este caso, fue un viaje de vuelta.

Volví directo a mis recuerdos veraniegos frente al mar, cuando de críos, bien temprano, ayudábamos a los pescadores a varar sus enormes chalupas de madera, arrastrándolas playa arriba hasta dejarlas fuera del alcance de las olas… Y como pago en especie a nuestra ayuda, aquellos exhaustos pescadores nos regalaban parte, de la morralla humilde que nadie compraba: gatos, arañas, ratas y gallinas; rayas, pequeños cangrejos, caracolas y alguna que otra almeja huérfana… La otra parte, se la guardaban para ellos…

Pues con aquel rechazo para pobres, armaban entre mi abuela y mi madre un caldero, al borde justo del mar, difícil de describir… Aceite de oliva y ñora frita lo justo para el majado; ajo, tomate y pimentón; caldo, sal y tiempo; arroz, azafrán, y saber hacer…

Todo aquello en unas croquetas…

Pues si quieres viajar, ya sabes, no se puede fallar donde Silvino y Encarna…

Es una marca de la casa.

……….

También viajé hacia atrás en el tiempo, al acordarme de cuando nos llevaban de marcha… Ellos eran los mayores: Silvino y el Patolas; el Yoni y el Moreno; Luis el de Baqueta, Miguel Ángel Cárceles, el Teodoro, el Pichas… Y nosotros éramos los pipiolos, acabándonos la edad del pavo: el Silvinico, Iván Cárceles, Rincón, Paco el Gordo, Santi Soto, yo…

Con ellos, estábamos seguros porque eran buenos chicos y estaban bien amueblados… Éramos todos algo golfos, eso sí, pero también estábamos educados como ya no se educa hoy… Era, como ir con unos primos mayores que tú… Solo corríamos, los riesgos propios de la juventud desbocada…

Pero de todo ésto que os cuento, hace ya muuuchos años…

Me toca entrar ya… Os dejo.

.

Antonio Rodríguez Miravete. Juntaletras.

💕

¿¿ UN REFERÉNDUM…?? NO HAY HUEVOS

Perdonad, estimadísimos lectores, que caze vuestra atención con tan tópico, español, y escatológico reto… Pero ya está bien de que estos políticos mequetrefes de ideas, jueguen con nuestro futuro y con el suelo que pisamos; con nuestra herencia institucional, y hasta con el recuerdo y herencia de mis padres y abuelos…

Quieren denostar lo único en lo que fuimos ejemplares como nación en el Siglo XX: la serenidad de nuestra Transición, La Constitución, y la aceptación de la Monarquía Parlamentaria como representación común de nuestra Antigua Nación.

VOTEMOS

No hay huevos…

Antonio Rodríguez Miravete…

Abulia y Cobardía

Decía mi abuelo:

“Quien tiene que levantar la mano, y no da; luego, no tiene fuerza pa’ná…”

5f0e3-banderacatalana

Españoles… el independentismo catalán os afrentó grave, repetida, flagrante e impunemente, hasta el punto crítico de obligaros a tomar la crucial decisión de ejecutar, nada menos, que el artículo 155 de la Constitución…

Uuuh, qué miedo…

Por todo ello, tengo varias preguntas que haceros…

EL ENCAME

¿Cómo es posible, que fuéseis tan pacatos y cobardones; tan rebañudos y tan menguados, como para ceder ante el chantaje insensato de convocar elecciones, solo cuarenta o cincuenta días después de veros obligados a ejecutar semejante articulo de vuestra Constitución…?

¿De verdad creíais, los egregios miembros de vuestros gobiernos y vosotros mismos, ¡estúpidos! que se puede cambiar la opinión y la idiosincrasia, la deriva peligrosa o el error de una sociedad enviscada, en cuarenta o cincuenta días…?

“La luz de repente, dejaría a los ciegos, más ciegos todavía”

¿Cómo es posible que sin arrancar la raíz, queráis acabar con la hiedra?

EL DESASTRE

Hace unos años el gobierno británico se vio, como el vuestro, obligado a suspender la autonomía de Irlanda del Norte; pero al contrario que el vuestro, lo hizo durante los meses necesarios hasta que la situación -según un minucioso y cuidadoso plan trazado previamente- se normalizó, y la cordura volvió a regir en una sociedad, antes manejada, sectaria y hasta pervertida en muchos sentidos… No menos que la sociedad catalana lo está hoy en día… ¿Y vosotros queríais conseguir eso en cuarenta o cincuenta días…?

¿No os da vergüenza lo que le estáis haciendo a España y a vosotros mismos…?

felón

No os ha ganado la partida cocomocho, el estrábico o la llorona, no… Os la ha ganado TV3 y el resto de medios públicos, apesebrados, abducidos y felones, que no os habéis atrevido a meter en cintura… Os ha tumbado el pulso esa administración autonómica corrupta, viciada y abducida…

Se ha reído de vosotros toda esa pérfida “mafia educativa”, mendaz y pegajosa, que lleva parasitando e insidiando a la sociedad catalana desde hace más de treinta años… los mismos que lleváis vosotros consintiéndolo…

Perdonad el mal gusto de este comentario, pero tengo que decirlo: es igual como cuando aquel energúmeno le estampó una ostia en la cara a Mariano Rajoy, en medio de la calle, impunemente… Y no hicimos nada, ya que por la calle va el gañán, tranquilamente… Como español me siento igual: me han dado una ostia que, aunque yo sí quiero, no puedo contestar por impotencia…

Eres un pusilánime; un pueblo al que su abulia le ha hecho consentir una enorme afrenta, y al que su cobardía le ha empujado, a no atreverse a contestarla con la valentía y contundencia que semejante afrenta merecía…

Os estáis cubriendo de gloria, españoles; habéis estado cumbre gestionando lo de Cataluña… Vuestro nombre será recordado como:

“El pueblo que tuvo que levantar la mano, y no se atrevió a dar…”

Abulia y cobardía…

Antonio Rodríguez Miravete

bandera de españa.resized

¿pero qué coño es esto…?

asombro.jpg

¿Qué hay entonces de los tan graves como flagrantes delitos de sedición, de alta traición, de alzamiento y desacato a la autoridad…? ¿Va a quedar impune la situación de infame secuestro social a la que se ve sometida la totalidad de los ciudadanos de Cataluña y los del resto de España…?

¿Tampoco va a tener adecuada respuesta el constante varapalo de insultos, vejaciones y desprecios, que “lo español” sufre con el poder en manos de unos políticos como éstos…?

¿Y los responsables de la Educación en Cataluña… tampoco ellos van a ser al menos reconvenidos, por la miserable conducta de aleccionar sibilinamente en la insurrección, y abocar a la ignorancia a la casi totalidad de los niños de esa comunidad? ¿Es éste un problema menor…? ¿No ha sido acaso la educación la culpable de inocular desde la infancia, los diversos virus independentistas como el odio, la tergiversación de la historia, y la lengua, usada ésta como ariete social para empujar y discriminar a “los otros”?

asombro.jpg

Si no resolvemos especialmente este aspecto -la educación en Cataluña- no haremos sino aplazar este absurdo y vergonzoso episodio vivido… Si no tomamos nota de lo acontecido, en unos pocos años, como angustioso “dejavu”, volverá a despertar el basilisco independentista para terminar -esta vez sí- el trabajo empezado hace muchos años por el molt honorable Jordi Pujol; cuyo latrocinio y bastardas intenciones, han quedado meridianamente claras a los españoles, aunque parece que no tanto así a nuestros jueces…

¿Qué vamos a hacer por otra parte, con todo el inmenso aparato de agit-prop que esta caterva independentista ha creado, además de con nuestro dinero,

romeva copia.resized

con la última finalidad rastrera, de alimentar constantemente ese espíritu opresivo, supremacista y xenófobo, que impera en “esa” parte de la sociedad catalana…? ¿Van a continuar con la subvención y la prebenda, la multitud de asociaciones de no se qué cosas de “lo político” en Cataluña…?

¿Y qué decir de los medios de comunicación y adoctrinamiento, que lo que comunican tiene más que ver con ideas de Goebbles que con las de la auténtica realidad que están obligados a reflejar…? ¿Qué se va a hacer con con esos medios de comunicación renegados, con esos periodistas de nómina pública al servicio del oficial dictado de la insidia y la mentira; van a continuar como hasta ahora…?

¿Pero qué coño es esto…?

Ninguna afrenta a España debe quedar sin castigo si no queremos que se repita, que se acepte, o que se silencie… Ahora bien, no se trata de ensañamiento, sino de justicia… Los sediciosos, los traidores, los alborotadores sin escrúpulos de masas dirigidas y exacerbadas; todos ellos han de tener un castigo ejemplar. Han de ser éstos condenados en proporción a la extrema gravedad de las consecuencias que sus arteras acciones nos han acarreado.

bandera de españa.resized

Pero también es necesario que, una vez condenados con firmeza los malhechores, los españoles seamos benignos y así, mediante un adecuado indulto en el momento oportuno, hacer del necesario escarmiento un ejemplo auténtico de magnanimidad entre hermanos, y de deseo sincero de reconciliación nacional…

Pero primero, a la cárcel los delincuentes…

Antonio Rodríguez Miravete